Untitled design 2

¿Qué es SQL? Los fundamentos de SQL para los profesionales de la salud

Los datos son un activo esencial para todas las organizaciones sanitarias. Con la información correcta y las herramientas adecuadas, la calidad del tratamiento puede mejorar, junto con los resultados para los pacientes.

Una de las formas más populares de organizar y analizar los datos en el ámbito sanitario es con SQL. Con SQL de su lado, puede acceder y aprovechar la información de una base de datos de forma rápida y eficaz.

Si es usted nuevo en el mundo de SQL y desconoce sus ventajas, a continuación le mostramos los aspectos básicos y las ventajas que aporta a los profesionales sanitarios.

¿Qué es SQL?

SQL es un acrónimo que significa «lenguaje de consulta estructurado», pero que se suele pronunciar como «secuela» para facilitar su pronunciación.

Es un lenguaje de programación que se diseñó a mediados de los años 70 y que sigue utilizándose hoy en día para organizar la información dentro de una base de datos.

En particular, está pensado para trabajar como parte de una base de datos relacional, que es una plataforma que contiene datos estructurados.

Como lenguaje de programación, SQL utiliza palabras estándar en inglés para formar consultas más largas, lo que permite a los usuarios extraer la información contenida en una base de datos y manipularla como sea necesario.

En muchos casos, las funciones de SQL se ocultan a los usuarios finales mediante otra capa de software. Otras soluciones, como SentryOne SQL Sentry, puede ayudar a racionalizar el rendimiento de una base de datos poniendo de manifiesto las causas de los problemas existentes.

Por supuesto, si quiere utilizar una base de datos que se basa en SQL, tiene que conocer el lenguaje subyacente. Siga leyendo para saber cómo funciona y por qué es relevante en el contexto sanitario.

¿Cómo funciona SQL?

Hablar de los entresijos de SQL puede llevar mucho tiempo, así que vamos a centrarnos en el aspecto que será más importante para la mayoría de los usuarios: las consultas.

Como se ha mencionado, las consultas son una forma de declaración en SQL que permite hacer una pregunta a la base de datos y recibir una respuesta, según los parámetros que se definan.

Toda consulta SQL tiene que empezar con la cláusula ‘SELECT’, con la que puedes establecer los parámetros de las columnas concretas de una tabla dentro de una base de datos en la que quieras buscar. Por ejemplo, el nombre o el apellido de un paciente.

A continuación, la cláusula «FROM» señala una tabla en la que debe buscar la consulta. Por último, está la cláusula «WHERE», que permite acotar aún más la búsqueda para que los resultados de la consulta sólo incluyan las entradas que se ajusten a sus necesidades. Puede tratarse del número de identificación específico de un determinado paciente o de una categoría más amplia para incluir varias entradas de la tabla en los resultados.

Las consultas son sólo una parte de cómo funciona SQL, pero esperamos que ahora pueda ver que el lenguaje en sí es comparativamente simple. La sintaxis está construida lógicamente para que cualquiera pueda manejarlo con poca instrucción y experiencia.

RECOMENDADO  ¿Cómo la telesalud y el 5G están transformando la sanidad?

A medida que progreses y aprendas, podrás utilizar SQL para modificar, eliminar y mover datos libremente dentro de una base de datos, lo que significa que las aplicaciones potenciales de este lenguaje son casi ilimitadas.

¿Por qué es importante SQL para los profesionales de la salud?

SQL puede proporcionar muchas ventajas a los profesionales sanitarios si se utiliza correctamente, algunas de las cuales ya hemos mencionado.

En primer lugar, facilita el almacenamiento de grandes volúmenes de información sobre los pacientes y hace un trabajo mucho mejor que el software básico de hojas de cálculo en este sentido. Si crees que tus archivos de Excel se están volviendo poco manejables y confusos, el salto a una base de datos con tecnología SQL podría ser ideal.

En segundo lugar, le ofrece la posibilidad de profundizar en los datos disponibles y aprovecharlos de forma eficiente y eficaz en el día a día. Esto facilita la gestión de los pacientes, la atención a sus necesidades y la mejora de sus niveles de satisfacción.

Por último, permite capturar, modelar y analizar la información para mejorar y potenciar los procesos subyacentes dentro de la organización. Aprovechar los datos para extraer información sería normalmente imposible, dados los volúmenes implicados. Sin embargo, SQL es sólo una de las herramientas que derriba las barreras hacia un futuro mejor y más brillante para la atención sanitaria en su conjunto, desde la administración hasta la gestión de la información. hasta el diagnóstico y más allá.

Además, al poder expresar los conocimientos analíticos derivados del uso de SQL mediante herramientas de visualización, resulta sencillo transmitir las conclusiones a otras personas, independientemente de sus conocimientos técnicos.

Conclusión

SQL es una poderosa solución a los dilemas de datos a los que se enfrentan muchos profesionales de la salud hoy en día. Tanto para las empresas más pequeñas como para las grandes organizaciones, ofrece una forma de aprovechar al máximo la información en lugar de sentirse abrumado por ella.