healthcare cybersecurity

4 consejos útiles para proteger su consulta médica contra los ciberataques

A medida que la industria de la salud se vuelve más dependiente de los datos electrónicos de los pacientes, la misma capacidad tecnológica permite que los ciberataques sean más sofisticados y dañinos para las prácticas médicas. Desgraciadamente, muchos no protegen su consulta contra los ciberataques por falta de conocimientos, negligencia y falta de herramientas adecuadas.

Las estadísticas de violación de datos en el sector sanitario identifican el hackeo y el acceso no autorizado a información sanitaria protegida (PHI) como las principales causas de las violaciones de datos sanitarios. El acceso a la PHI es un recurso valioso para el robo de datos y la ciberextorsión, lo que la convierte en un objetivo tentador para los ciberataques o los intentos de robar y exponer la información mediante el acceso no autorizado a los sistemas informáticos.

Ante este reto, su consulta debe tomar medidas contundentes para proteger su sistema de ataques malintencionados y, al mismo tiempo, mantener la calidad de la atención al paciente. He aquí cuatro consejos útiles y eficaces para proteger y mejorar la ciberseguridad de su centro sanitario.

1. Haga un esfuerzo adicional para asegurar los dispositivos electrónicos.

Los dispositivos electrónicos tienen sistemas comúnmente diseñados para realizar una serie de tareas específicas. Sin embargo, es posible que estos dispositivos no dispongan de las capacidades adicionales para soportar mecanismos de seguridad.

Los piratas informáticos tienen más probabilidades de acceder a los datos sanitarios a través de ordenadores portátiles perdidos o robados. Los controles de seguridad no complicados de estos dispositivos, como las contraseñas débiles, son fácilmente pirateables con un software que genera un gran número de opciones de contraseña. Para evitar que esto ocurra, asegúrese de que todos los dispositivos de su oficina se guardan de forma segura al final de cada turno.

Por otra parte, asegúrese de que sus dispositivos tienen características de seguridad adicionales además de contraseñas. Cifrado – el proceso de transformar los datos en un formato ilegible- es esencial para la seguridad de los datos electrónicos. Las personas autorizadas sólo pueden acceder a ellos utilizando una clave de cifrado, es decir, una serie de algoritmos utilizados para cifrar y descifrar los datos.

2. Asegúrate de que todos tus programas y sistemas operativos están actualizados

El uso de software y sistemas operativos anticuados expone a su consulta a grandes amenazas. Las versiones antiguas de software y sistemas tienen vulnerabilidades que facilitan la infiltración de los hackers. Además, son susceptibles de sufrir virus que pueden causar importantes daños en sus servicios sanitarios.

Por ejemplo, una máquina de resonancia magnética (MRI) comprometida con un virus debido a un software anticuado puede proporcionar resultados retrasados o inexactos. Además, las historias clínicas electrónicas (HCE) o el software de comunicaciones no actualizados pueden provocar mayores riesgos de ciberseguridad, así como experiencias insatisfactorias para los pacientes.

Los programas informáticos y los sistemas operativos requieren actualizaciones periódicas para mantener su seguridad y añadir funciones mejoradas. Muchas de estas actualizaciones abordan las vulnerabilidades, lo que es fundamental para mantener un sistema seguro.

RECOMENDADO  ¿Cuánto tiempo tardan los nootrópicos en hacer efecto?

Además de mantener el software y los sistemas operativos actualizados, usted y su equipo deben tener especial cuidado al instalar aplicaciones de software adicionales:

  • Desinstala las aplicaciones de software innecesarias para el funcionamiento de tu consulta, como juegos, aplicaciones de redes sociales, aplicaciones para compartir fotos, etc.
  • Cuando instales una aplicación, asegúrate de leer los términos y condiciones. No acepte simplemente las configuraciones. Existen programas engañosos que contienen potentes virus
  • Desactive el uso compartido de archivos a distancia y limite el acceso a la red dentro de su sistema
  • Instale un software antivirus actualizado y en buen estado

3. Instruya a su personal sobre cómo detectar posibles ciberataques y aplique la ciberseguridad.

Los ciberatacantes de hoy en día no sólo tienen como objetivo la tecnología. También se aprovechan de la negligencia y la ignorancia humanas.

Educar a su personal médico sobre el valor de la seguridad de los datos sanitarios es fundamental para proteger su consulta de las ciberamenazas. Deben estar bien informados sobre lo que constituye un ciberataque y cómo contrarrestarlo.

Las siguientes son situaciones comunes en las que se puede producir un intento de ciberataque:

  • Tener contraseñas débiles hace que tu consulta sea más vulnerable a los hackeos
  • Recibir correos electrónicos con malware que simulan ofrecer servicios o descuentos tentadores
  • Visitar sitios web no seguros y seguir enlaces sospechosos

Para evitar ser víctima de un ciberataque, comparta estos consejos cruciales de ciberseguridad con su personal:

  • No abra correos electrónicos maliciosos: utilice su correo electrónico de trabajo únicamente para transacciones médicas
  • Implemente una política estricta de navegación por Internet: acceda sólo a sitios y aplicaciones dedicados al trabajo
  • Utilice una contraseña fuerte y única para cada dispositivo y cuenta de usuario
  • Recuerde a su personal que debe cambiar sus contraseñas periódicamente

4. Implantar sistemas que den prioridad a la privacidad y seguridad de los datos

Ahora que muchos profesionales de la medicina han adoptado la telemedicina en su práctica, es vital contar con la plataforma adecuada para la seguridad de los datos de los pacientes. Un sistema de telemedicina debe tener las siguientes características:

  • Integra la HCE
  • Permite la comunicación con el paciente conforme a la HIPAA
  • Soporta y protege los flujos de trabajo

Las HCE son una parte crucial de cualquier consulta porque tanto los médicos como los pacientes dependen de ellas para procesar y compartir datos. Lograr el cumplimiento de la HIPAA en la atención sanitaria es fundamental para proteger la información sanitaria sensible. La integración del sistema permite que su clínica funcione sin problemas.

Afortunadamente, Curogram cumple al 100% con la HIPAA, lo que significa que todas las comunicaciones con los pacientes, incluida la PHII, que su clínica envía o recibe están protegidas. Puede enviar y recibir Mensajes de texto que cumplen con la HIPAA como parte de la solución integral de gestión de la consulta.

Conociendo los crecientes riesgos de los ciberataques, su consulta médica debe revisar los riesgos de ciberseguridad e introducir las mejores prácticas y procesos para proteger sus dispositivos y el bienestar de los pacientes.