longterm clinical drug testing

Avances médicos previstos para la década de 2020

Gracias a los rápidos avances de la tecnología y al creciente sentido del trabajo en equipo de la comunidad de investigadores médicos, la medicina moderna está a punto de ver una serie de increíbles avances. Aunque algunos de los avances que se enumeran a continuación siguen en el horizonte, existe un gran optimismo de que se conviertan en tratamientos y terapias habituales en esta década.

Veamos algunos de los avances médicos más esperados de la década de 2020:

Vacuna contra el SARS-CoV-2

Todo el mundo quiere saber: ¿cuándo estará disponible la vacuna contra el COVID-19? Gracias, en parte, a la Operación Velocidad Warp, ahora tenemos tres vacunas exitosas que estarán disponibles a partir de diciembre de 2020. La velocidad aparentemente milagrosa con la que se desarrollaron estas vacunas sugiere que podría haber desarrollos igualmente rápidos de otras vacunas en un futuro próximo.

Análisis de sangre en el punto de atención

Uno de los santos griales de la medicina moderna es el desarrollo de un sistema de análisis de sangre más rápido para hospitales y clínicas. En la actualidad, el proceso dura días, si no semanas. ¿Pero qué pasaría si sólo se tardara horas o incluso minutos? El desarrollo de un sistema más rápido análisis de sangre completos daría a los médicos y a los pacientes las respuestas que necesitan para comenzar el tratamiento y la terapia de inmediato. La carrera por desarrollar análisis de sangre rápidos sigue en marcha, pero muchos creen que veremos el éxito en los próximos años.

Nanomedicina

La inmensa mayoría de nuestras funciones corporales tienen lugar a nivel molecular. La naturaleza delicada de los tejidos humanos y las características sensibles de los órganos vitales hacen que la cirugía moderna sea una forma relativamente brutal de aliviar el dolor y el sufrimiento. Con nanotecnología médicaSin embargo, los profesionales de la medicina podrían realizar procedimientos quirúrgicos a nivel microscópico. Gracias a esta tecnología, podría incluso ser posible que los pacientes permanecieran conscientes y alerta durante las cirugías más importantes. Aunque todavía faltan varios años para su aplicación práctica, la mayoría de los expertos creen que la nanomedicina se pondrá en marcha en los próximos diez años.

Órganos de sustitución

Los órganos artificiales y la donación de órganos existen desde hace décadas. Sin embargo, estas opciones presentan importantes obstáculos que hay que superar antes de que los pacientes puedan llevar una vida normal y saludable. Esto ya no es así si los órganos de sustitución se cultivan en un laboratorio con células madre del paciente. El resultado es un nuevo corazón, riñón o hígado 100% idéntico al original dañado, sin complicados sistemas que funcionen con energía externa ni riesgo de rechazo del órgano. La misma tecnología -que muchos creen que estará disponible a finales de la década- puede utilizarse también para regenerar miembros y otras partes del cuerpo.

Terapia basada en genes

Los humanos compartimos el 99,9% de nuestro ADN. Sin embargo, ese 0,01% de diferencia puede convertirse en un factor importante a la hora de desarrollar opciones de tratamiento para el cáncer y las enfermedades cardíacas, así como otros trastornos. Por eso se está prestando más atención a la terapia basada en los genes, en la que la composición genética del paciente se tiene en cuenta en el proceso de toma de decisiones. A medida que pase el tiempo, determinados tratamientos estarán vinculados a estos marcadores genéticos, lo que facilitará a los médicos tomar la decisión correcta para abordar un problema de salud importante como el cáncer.

RECOMENDADO  4 Elementos esenciales del EPI para los trabajadores de la atención domiciliaria

Parece que cada día hay un nuevo avance médico en los titulares. Sin embargo, sólo unos pocos llegan a convertirse en factores importantes de la medicina moderna. Aunque todavía necesitamos tiempo para verlos materializados, los avances médicos mencionados anteriormente no sólo están en el horizonte, sino que se espera que estén aquí antes de que nos demos cuenta