shutterstock 473658835

Consejos para reducir o aliviar el dolor muscular

El dolor muscular, especialmente el dolor muscular frecuente o crónico, puede tener un gran impacto negativo en su salud física y mental. El dolor continuo provoca estrés, ansiedad e incluso depresión. Al mismo tiempo, el dolor muscular hace que sea más difícil hacer ejercicio o hacer otras cosas que ayudan a aliviar la ansiedad y la depresión. Puede ser un círculo vicioso, y es importante adelantarse al dolor muscular antes de que deje de lado tus objetivos de fitness.

Alternar hielo y calor

Muchas personas utilizan habitualmente bolsas de hielo para aliviar la hinchazón y bolsas de calor para reducir los dolores. Sin embargo, el truco para reducir el dolor muscular a largo plazo podría ser alternar ambos. Empieza aplicando hielo para bajar la inflamación y luego pasa al calor. El calor actuará como vasodilatador (al igual que dilatar los ojos hace que las pupilas sean más grandes, dilatar las venas hace que éstas se expandan. Esto permite que tu cuerpo elimine más eficazmente los ácidos y los subproductos negativos de tu entrenamiento, mientras que, al mismo tiempo, proporciona más sangre para ayudar a tus músculos a sanar.

Zumo de cereza ácida

Cada vez hay más pruebas de que el zumo de cereza ácida puede ayudar a aliviar el dolor muscular y hacer que su cuerpo sea más eficiente en la curación del daño muscular. Está cargado de antioxidantes y antiinflamatorios. La mayoría de los estudios que han analizado el zumo de cereza ácida estudian los resultados de las personas que lo beben de forma regular, así que, si quieres comprobar los beneficios por ti mismo, asegúrate de convertirlo en un hábito y no en un evento puntual. Eso sí, ten cuidado de no pasarte de la raya. El zumo de cereza puede tener mucho azúcar, así que elige un tipo especialmente ácido y limita la cantidad que bebes.

Bálsamos musculares

La vertiginosa variedad de bálsamos musculares disponibles hoy en día puede hacer que resulte confuso saber a qué atenerse a la hora de elegir el más adecuado para ti. En general, hay que fijarse en el contenido del ingrediente activo. Normalmente, se trata de mentol, pero Bálsamo muscular CBD está creciendo en popularidad también debido a la investigación que sugiere que reduce la inflamación y alivia el estrés y la ansiedad. También se puede tomar aceite de CBD por vía oral, por supuesto, pero es probable que el objetivo sea el músculo exacto que está dolorido para obtener mejores resultados.

Enfriamiento activo

La mayoría de la gente termina su entrenamiento y se va a la ducha, así de simple. En realidad, esto podría ser un factor importante que contribuya a su dolor muscular. Los expertos sugieren hacer un enfriamiento activo de hasta 20 minutos. El objetivo es mantenerse lo suficientemente activo como para tener un ritmo cardíaco ligeramente elevado. De este modo, la sangre estará bombeando el lactato de tus músculos y, en última instancia, reduciendo los niveles de lactato en sangre. Especialmente si está realizando un entrenamiento de fuerza, una sesión de 20 minutos de bicicleta estática de dificultad moderada hará maravillas para eliminar el lactato de sus músculos y reducir el dolor muscular.

Setas

RECOMENDADO  Pautas importantes para mantenerse sano trabajando desde casa

Aquí hay otro cambio simple que puedes hacer en tu dieta que te ayudará con el dolor muscular y la inflamación. Las setas son un ingrediente fácil y saludable para añadir a casi cualquier cosa. Además de reducir la inflamación, son alimentos muy bajos en calorías y tomarán el sabor de cualquier cosa que cocines con ellos. Si añade a la comida un 10% de su contenido en setas, consumirá un 10% menos de calorías, ya que las setas prácticamente no tienen calorías.

Masajes

Los masajes se han promocionado durante mucho tiempo como una forma de aliviar el estrés y el dolor muscular; en este caso, el hiper es cierto. Los masajes pueden reducir las citoquinas, compuestos que causan inflamación en tu cuerpo. También pueden estimular las mitocondrias, que dan a tus células la capacidad de repararse y funcionar lo mejor posible.

Ahora bien, los masajes regulares pueden estar fuera del alcance del precio de la mayoría de la gente; sin embargo, afortunadamente, hay terapias alternativas que puedes hacer en casa que tendrán casi el mismo efecto. La más importante es el rodillo de espuma. Con un simple rodillo de espuma, puedes utilizar el peso de tu cuerpo para presionar los nudos de tus músculos y adelantarte a los nuevos nudos antes de que se formen.

Aunque es imposible eliminar el dolor muscular por completo de la vida, si sigues estos consejos y utilizas el sentido común, reducirás significativamente el dolor con el que tienes que lidiar como resultado de tu régimen de entrenamiento. Esto hará que sea más fácil entrenar, y usted será más feliz y más saludable como resultado.