find a pain management doctor

Clínicas para el tratamiento del dolor, ¿por qué son la necesidad del momento?

La mayoría de las personas sufren de uno u otro tipo de dolor, rodillas, hombros, columna vertebral, caderas y otras partes del cuerpo. Por lo tanto, las clínicas de tratamiento del dolor están ganando popularidad, ya que hay muchas señales de que la gente las necesita. Los pacientes de estas clínicas son tratados con el máximo cuidado y se tienen en cuenta sus sensibilidades.

Muchos dolores son crónicos. Se calcula que 50,2 millones de adultos estadounidenses padecen dolor crónico cada año. A menudo requieren tratamientos más extensos.

Manejo del dolor Columbia MD ha tratado una variedad de problemas, tales como – Osteoartritis, Bursitis y muchos otros. Pocos de estos dolores pueden ser reducidos en el transcurso del tiempo con programas de ejercicio y pérdida de peso. Requieren medidas más estrictas.

Sin embargo, algunos necesitan que se realicen tratamientos especializados en ciertas cuestiones complicadas. A continuación se comentarán algunos de esos tratamientos para centrarse en la importancia de las Clínicas de Tratamiento del Dolor.

  1. Discografía – Es una técnica de prueba realizada en los discos intervertebrales. Se introduce una inyección de contraste en el interior de los discos. Esto provoca un dolor que imita el que el paciente sufre habitualmente.

En lugar de la resonancia magnética, los médicos prefieren esta técnica porque elimina el disco que causa el problema, reduciendo así las posibilidades de realizar una cirugía innecesaria en otros discos. Algunos efectos secundarios son: dolor durante casi siete días, hemorragias, infecciones y alergias, etc.

  1. Rizotomía – Para las personas que llevan un estilo de vida restringido debido al dolor de espalda crónico, la rizotomía es una excelente opción quirúrgica. En este tratamiento, se rompen los nervios que llevan las señales de dolor a las articulaciones facetarias.

La rizotomía se realiza generalmente en pacientes que ya han pasado por múltiples cirugías de bloqueo de nervios. Se ha reconocido el origen del dolor. Es una de las mejores opciones para conseguir el alivio del dolor de espalda continuo.

Los nervios crecen automáticamente con el paso del tiempo y, en consecuencia, es necesario repetir el tratamiento al cabo de un año. Los pacientes pueden notar el cambio aproximadamente después de catorce días. Algunos efectos secundarios son: dolor en la zona, sensación de quemazón o adormecimiento en el lugar donde se administró la inyección.

  1. Prueba del estimulador medular – En este procedimiento, se coloca un pequeño dispositivo en un espacio epidural que tiene electrodos. Para garantizar la seguridad, se utiliza una guía de rayos X. Para evitar más dolor mientras se realiza el procedimiento, se inyecta anestesia local. Esta podría ser una forma viable de tratar ciertos tipos de dolor de espalda.

Además, durante el procedimiento se pregunta constantemente al paciente si se cubren todas las zonas dolorosas. Algunos efectos secundarios son: infección, hemorragia y alergias, que se recuperan pronto y dejan al paciente sin dolor.

  1. Inyecciones en la articulación sacroilíaca – Este tratamiento es especialmente para las personas con dolor en la zona lumbar, las caderas y la parte trasera. Se trata de una cirugía muy pequeña que consiste en inyectar anestesia local, fármacos adormecedores y esteroides. Poco a poco, el dolor se va reduciendo. La hinchazón es uno de los efectos secundarios que disminuyen una vez que los esteroides empiezan a hacer efecto.
  2. Ablación del nervio genicular – Para los pacientes que tienen dolor de rodilla, este es un tratamiento milagroso. Las agujas de ablación por radiofrecuencia se colocan en los nervios geniculares que causan dolor. Las agujas se calientan durante algo más de un minuto a 80C.
RECOMENDADO  Por qué el entrenamiento de fuerza y el cardio son indispensables

Se rompe el nervio causante del dolor en las articulaciones. Antes de iniciar el procedimiento, se inyecta anestesia local. Algunos efectos secundarios son: infección, dolor temporal y una ligera hemorragia.

Los tratamientos de control del dolor han ayudado a los pacientes a volver a su vida normal sin sufrir los efectos de las cirugías masivas.